mercacei.cibeles.net
Edición 2015    11 de agosto de 2022

Juan Vilar

Casi la mitad de los aceites y grasas consumidos en España corresponden a aceites de oliva, teniendo en cuenta colectividades, industria y hogares. En concreto, el consumo de aceites de oliva se sitúa en 537.000 toneladas (46%), seguidos del aceite de girasol, con 342.000 toneladas (29%); y el aceite de palma y palmiste, con 190.000 toneladas (16%); mientras que el resto corresponde a otros aceites y grasas vegetales y animales (9%).

En 2019 descendió por primera vez la superficie de olivar mundial de 11,7 a 11,5 millones de hectáreas. Una de las causas fue el destino de tierras a otros cultivos leñosos como almendro, aguacate, frutos rojos o pistacho. Así, la plantación anual media cayó hasta las 25.000 ó 30.000 hectáreas y se abandonaron algo más de 210.000 hectáreas de olivar tanto tradicional como moderno en los 65 países productores de aceite de oliva.

La pandemia ocasionada por el COVID-19 ha puesto de manifiesto la fragilidad de muchas empresas, organizaciones, explotaciones profesionales y demás agentes del sector oleícola, expuestos a una sobrecogedora situación de vulnerabilidad por su falta de adaptación al medio.

Recientemente se han celebrado de manera virtual -con motivo de la alerta sanitaria por el COVID-19- las segundas masterclass en el marco de la III Edición del Máster en Administración y Dirección de Empresas Oleícolas, organizado por Juan Vilar Consultores Estratégicos y la Escuela de Negocios Agroalimentarios de Intercoop (ESNEA). El MBAO está codirigido por María Jesús Hernández Ortiz, catedrática de Organización de Empresas de la Universidad de Jaén (UJA) y el consultor estratégico Juan Vilar.

La olivicultura ha sido el cultivo leñoso de mayor crecimiento en las últimas dos décadas, con un incremento acumulado de casi el 20% en dicho periodo. No obstante, desde 2018 se ha producido un punto de inflexión debido a la ralentización en la plantación y al abandono tanto del olivar tradicional como del moderno en países donde el agua supone un bien preciado y escaso; así como a la evolución del almendro como destino de tierras de cultivo, entre otros modelos de agricultura.

Un trabajo de postgrado defendido en el seno del Máster en Olivar y Aceite de Oliva de la Universidad de Jaén (UJA), coordinado por la profesora Adoración Mozas, pone de manifiesto que la integración vertical en el ámbito de la cadena de valor del sector de elaboración de aceite de oliva potencia una distribución más equitativa de la renta entre los distintos agentes que la conforman, desde el origen hasta la distribución.

El 30% del aceite de oliva mundial corresponde a la variedad picual, mientras que en segundo lugar se sitúa el arbequino con una proporción que casi alcanza el 10%, según se desprende del último estudio realizado por Juan Vilar Consultores Estratégicos en el ámbito de la olivicultura internacional, a petición de un organismo internacional no gubernamental, que abarca las últimas cinco campañas como periodo de análisis.

Portugal, y más concretamente la región del Alentejo, actualmente con casi 200.000 hectáreas de olivar y casi 120 lagares, supone la mayor referencia internacional para la nueva olivicultura mundial y representa ya la décimotercera potencia oleícola internacional en términos tanto productivos como de superficie.

Ya ha finalizado el plazo de inscripción para la tercera edición del Máster en Administración y Dirección de Empresas Oleícolas, organizado por la Escuela de Negocios Agroalimentarios (ESNEA), de Intercoop Consultoría, y Juan Vilar Consultores Estratégicos, que tendrá lugar en Jaén del 20 de febrero al 30 de septiembre de 2020.

La superficie mundial de olivar ha descendido por primera vez en 22 años alrededor de un 0,7%, según la actualización anual del Estudio Internacional de Superficie que realiza Juan Vilar Consultores Estratégicos.

Un trabajo de descripción y diagnosis realizado por parte de Juan Vilar Consultores Estratégicos, a petición de un grupo multinacional que desempeña su labor en el sector, señala que cerca de 130.000 hectáreas de olivar se encuentran en proceso de abandono, lo que supone el 5% del olivar español.

Desde el 1 de julio está abierto el plazo de inscripción para el Máster en Administración y Dirección de Empresas Oleícolas cuyo objetivo es otorgar a los profesionales del sector las claves en la gestión de las empresas y las herramientas surgidas de la experiencia y el conocimiento. Esta actividad, que se desarrollará desde el 20 de febrero al 30 de septiembre de 2020, está dirigida por la catedrática de la Universidad de Jaén (UJA) María Jesús Hernández y el consultor estratégico y profesor en excedencia de este centro docente Juan Vilar.

El olivar tradicional genera el 62% del total del aceite de oliva del planeta, mientras que en el caso del olivar moderno (intensivo y en seto) es el 38%, según concluye un estudio internacional realizado por Juan Vilar Consultores Estratégicos para un consorcio económico internacional con intereses en la actividad oleícola.

Túnez acogió el pasado 10 de junio la presentación de la versión en árabe del libro “La olivicultura internacional”, un manual de consulta y referencia que recoge el más completo compendio de datos: desde superficie de olivar plantado, variedades principales, consumos, importaciones y exportaciones, rendimientos, tipo de cultivo y tipo de irrigación; así como cifras económicas y laborales de los países productores.

La menor disposición de tierra propicia para el cultivo, los altos costes de producción de olivares tradicionales y la falta de acceso al agua para paliar las épocas de sequía prolongada, unido a la baja cotización en origen del aceite de oliva, son algunos factores que dificultan la expansión de la olivicultura internacional, según un análisis del consultor estratégico, analista oleícola internacional y profesor de la Universidad de Jaén (UJA) Juan Vilar.