mercacei.cibeles.net
Edición 2015    28 de septiembre de 2021

fertilizantes

La empresa Yara ha lanzado al mercado YaraRega™, una nueva propuesta de fertilizantes NPK solubles para su aplicación mediante el riego. Según la firma, esta nueva marca de fertilizantes solubles se presenta como una alternativa competitiva frente a la fertilización tradicional para cultivos desarrollados a cielo abierto y permite aprovechar al máximo la instalación de riego.

La empresa SIPCAM ha destacado que su actividad productiva y logística está a pleno rendimiento, a pesar de la situación excepcional generada por el COVID-19, adoptando todas las medidas posibles para tratar de minimizar los riesgos y asegurar el suministro a sus clientes y usuarios finales, con el fin de seguir protegiendo los cultivos y que los agricultores puedan ofrecer alimentos en óptima calidad y cantidad.

CAAE, de forma inmediata, ha dado instrucciones a sus auditores e inspectores, tanto en España como en todos los países en los que opera, para que vigilen que no se están utilizando fertilizantes amparados por certificaciones fuera de la norma UNE o que no dispongan de la información completa de su origen y composición.

Un grupo internacional de investigación, en el que participa el investigador de la Universidad de Córdoba (UCO) Antonio Rafael Sánchez, ha estudiado distintos métodos matemáticos de predicción para medir la emisión de contaminantes de fertilizantes, como la urea y el nitrato amónico, y de este modo saber cuál es el que consigue datos más cercanos a la realidad.

Como parte de las nuevas propuestas de la Política Agraria Común (PAC) para 2021-2027, se está desarrollando una nueva herramienta para ayudar a los agricultores a administrar el uso de nutrientes en su explotación. Así, Farm Sustainability Tool for Nutrients (FaST), propuesta en el marco de las Buenas Condiciones Agrícolas y Ambientales (GAEC, por sus siglas en inglés), tiene como objetivo facilitar un uso sostenible de los fertilizantes para todos los agricultores de la UE al tiempo que aumenta la digitalización del sector agrícola, según ha informado la Comisión Europea.

El proyecto de investigación puesto en marcha en el 2015 por el departamento de I+D+i de Oleoestepa con el que se buscaba valorizar el alperujo como compost orgánico ha obtenido la inscripción en el Registro de Productos Fertilizantes de Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, con el nombre comercial de Compost Oleostepa. Según la compañía, este hecho supone un reconocimiento legal del compost (al amparo del R.D. 506/2013, de 28 de junio) como un fertilizante autorizado indicado para agricultura ecológica pues ha obtenido la mayor calificación posible en calidad (Tipo A).

La Conferencia Final del proyecto europeo AgriForValor celebrada recientemente acogió la ceremonia de entrega de los premios a los mejores modelos de negocio en cada una de las regiones participantes. En la comunidad andaluza, el premio recayó en el Grupo Operativo Oleovaloriza, que aborda la gestión eficaz de los residuos derivados de producción del aceite de oliva en las almazaras y su valorización como fertilizante orgánico de calidad para el olivar y otros cultivos.

El proyecto en el que participa la Estación Experimental del Zaidín (CSIC) plantea la investigación y aplicación de innovadoras tecnologías destinadas al reciclaje y valorización de lodos de balsas de acumulación de aguas de la industria oleícola con objeto de producir enmiendas orgánicas de alta calidad, económicas y aplicables a todo tipo de agricultura.

ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de España, que representan a miles de agricultores, insisten en la necesidad de contar con fertilizantes de calidad y a precios competitivos. El sector español en consonancia con la posición del COPA-COGECA, ha pedido al Gobierno que solicite a la Comisión Europea la eliminación de todos los aranceles a la importación de fertilizantes antes de 2019.

San Isidro de Loja, Federación de Cooperativas, Universidad de Granada y CSIC constituyen el Grupo Operativo que trata de valorizar los residuos del olivar como fertilizante orgánico. Este proyecto innovador, basado en la economía circular, destaca por su compromiso con la gestión sostenible de los residuos de la producción de aceite de oliva en las almazaras.
  • 1