mercacei.cibeles.net
SOVENA, aceite de oliva para el mundo

SOVENA, aceite de oliva para el mundo

jueves 24 de julio de 2014, 15:19h

Presente en más de 70 países con una cuota de negocio que representa el 6% del volumen mundial y una facturación de casi 1.000 millones de euros, el Grupo Sovena -antes Alco- es actualmente la segunda empresa de aceite de oliva más grande del mundo y el mayor suministrador de marca privada de este sector. Su privilegiada posición se debe a una filosofía de alcance global basada en el conocimiento local que busca establecer relaciones sólidas y a largo plazo con sus proveedores y ganarse la confianza de los clientes a través de productos de calidad a precios competitivos dirigidos a todos los segmentos del mercado. Líder indiscutible en Portugal, en el mercado español su alianza con Mercadona le permite ostentar la primacía en la Península Ibérica en términos de aceites envasados. Y todo ello con un objetivo que, a la vez, es una visión: hacer llegar el aceite de oliva a cada persona en cada rincón del mundo.

Los orígenes de Sovena, el gigante portugués del aceite de oliva, se remontan a finales del siglo XIX, cuando D. Alfredo da Silva, el industrial más importante del país, creó el primer grupo industrial, comercial y financiero de Portugal, la Companhia União Fabril (CUF), formada tras la fusión de dos empresas químicas de menor tamaño, la União Fabril y la Companhia Aliança Fabril. Pronto se hizo célebre una frase que resumía a la perfección la filosofía de la empresa: “Lo que el país no tiene, lo crea la CUF”.

A comienzos del siglo XX, la CUF representaba el 5% del PIB del país vecino y comprendía más de 100 empresas, con 110.000 empleados y una oferta de más de 1.000 productos, desde astilleros a fertilizantes, pasando por industrias textiles, ácidos y aceite de semillas, entre otros.

El coraje y tenacidad de Alfredo da Silva logró que el grupo sobreviviera a dos guerras mundiales, pero no pudo con la inestabilidad que sufrió el país tras el fin de la dictadura. Así, en abril de 1974 la CUF dejó de existir, pero su fundador traspasó su legado de éxito, iniciativa y visión empresarial a las generaciones posteriores.

Es entonces cuando se produce la nacionalización de las empresas y ocho años más tarde, en 1982, con la vuelta de la estabilidad político-social, Jorge de Mello -que acababa de regresar a Portugal- asume la responsabilidad de reconstruir el grupo y reiniciar la actividad empresarial. Así, adquiere la Sociedade Alco, Algodoeira Comercial e Industrial, dedicada a la extracción, refinado y envasado de aceites de semillas, y la Fábrica Torrejana de Azeites, en Riachos.

En la década de los 90, el grupo continuó su política de compras con el fin de crecer y reforzar su posición en el mercado, adquiriendo la empresa Lusol, cuya actividad consistía en la extracción y refinado de aceites de semillas y la producción de jabones; Tagol, centrada en la extracción y refinado de diversos aceites de semillas, incluida la soja; y Sovena, fundada en 1956 a través de la unión de CUF, Macedo & Coelho y Sociedade Nacional de Sabões, para comercializar aceites de semillas y jabones.

El inicio del siglo XXI supuso el comienzo de la reestructuración industrial del grupo, concentrando sus actividades en Tagol -extracción y refinado- y en Sovena -envasado y comercialización-, a lo que hay que añadir las nuevas adquisiciones realizadas con una mentalidad ya no local, sino globalizada.

Importante reestructuración

En 2008 el Grupo acometió una importante reestructuración, con una nueva imagen corporativa y nuevos nombres para todas las empresas, cambiando su denominación de Alco a Sovena Group, con cuatro grandes áreas comerciales perfectamente definidas y delimitadas: Biodiesel, Agriculture, Oilseeds y Consumer Goods.

Agrodiesel, dedicada a la producción de biodiesel en Portugal, es una planta con capacidad para 300 t./día, altamente eficiente y que se integra con las extractoras de soja y colza de Sovena en el centro industrial de Sovena Oilseeds.

Elaia se dedica a la explotación de olivares y producción de aceite de oliva en Portugal, España e Marruecos y es una joint venture al 50% con Atitlan que cuenta con alrededor de 10.000 ha. y tres almazaras, con una cuarta en proyecto.

La división de Sovena Oilseeds está destinada a la recepción de granos y aceites, así como a la extracción y refinado de aceites de semillas. En Portugal su principal fábrica está situada en la margen sur del Tajo, en Lisboa, y cuenta con dos extractoras -una para soja y otra para girasol/colza-, una refinería, tanques y silos de almacenaje y una instalación de descarga de buques. En estas instalaciones se ubica también la planta de Biodiesel. Este área de negocio ha crecido en España con la adquisición del 50% de la sociedad Moltuandujar, la unidad de molturación y refinado de semillas en Andújar (Jaén) del Grupo Deoleo.

Por su parte, Biocolza es una sociedad conjunta con Bunge cuya actividad es la extracción de colza en Portugal y la comercialización de los productos resultantes.

Otra de las divisiones del Grupo, Sovena Consumer Goods, se dedica al refinado, envasado y comercialización de todo tipo de aceites comestibles. Actúa fundamentalmente en el mercado portugués y en el mercado de exportación, principalmente africano y brasileño. Sus instalaciones se localizan en Barreiro, en lo que fue la cuna industrial del Grupo hace casi un siglo.

Radicada en Brenes (Sevilla), Sovena Consumer Goods España opera en el mercado español y en mercados de exportación, mientras Sovena Consumer Goods USA, dedicada al envasado y comercialización de aceites comestibles, opera fundamentalmente en el mercado estadounidense. Por su parte, Sovena M.E.N.A. (Middle East & North Africa) se centra en el sourcing de aceites de oliva y el envasado y comercialización de aceites comestibles para los mercados de Oriente Medio y Norte de África.

La actividad de Exoliva es la compra, preparación, envasado y comercialización de aceitunas de mesa con destino a la exportación. Produce aceitunas negras y verdes en sus dos plantas extremeñas, una situada en Plasencia y otra en Almendralejo.

Por último, Sovena Angola y Brasil son oficinas comerciales para el desarrollo de esos mercados.

Una nueva era para el aceite

Las fincas del Grupo Sovena distribuidas por la Península Ibérica y Marruecos comprenden un área total de 11.890 ha., de las cuales 9.700 están localizadas en Portugal, repartidas en la zona del Alentejo y, básicamente, otros tres núcleos: uno en Avis, cuyo riego procede del embalse de Maranhão; otro en la región de Elvas/Campo Maior, cuyo riego procede del embalse del Caia; y el más importante, el situado en Ferreira do Alentejo, cuyo riego proviene de la infraestructura de Alqueva. Existen distintos marcos de plantación, desde el superintensivo al intensivo, y del mismo modo algunas fincas son en régimen de propiedad y otras en régimen de arrendamiento. El aceite producido en Portugal tiene como destinos los mercados portugués y brasileño.

A finales de febrero de 2011, el Grupo Sovena inauguró la almazara de Marmelo en Ferreira do Alentejo, la mayor del país -más de 5.500 m2-, con una capacidad de extracción de 8 millones de litros al año y una inversión de 9 millones de euros. Según Sovena, la almazara pretende ser “un símbolo de la modernidad del país y de una nueva era para el aceite en Portugal”.

lagar-marmelo-2


La almazara se encarga de molturar las aceitunas del Proyecto Elaia, especialmente de los olivares situados en la parte más meridional de Portugal, bajo las premisas de máxima calidad, máxima funcionalidad y eficiencia y preservación del paisaje. De hecho, el lagar de Marmelo se ha convertido en un marco arquitectónico de referencia tanto para el sector como para el país luso, motivo por el que se ha convertido en el principal centro de visitas del Grupo.

En Marmelo se producen 7.000-8.000 t. anuales de aceite que es envasado en las fábricas de Barreiro o comercializado a granel. Las modernas instalaciones constan de 3 líneas de recepción de 40 t./hora -con posibilidad de añadir una más-, 6 líneas de extracción con capacidades de entre 275 y 200 t./día y una bodega fabricada en acero inoxidable con capacidad para 6,5 millones de litros. Todo ello integrado en una espectacular construcción que incluye espacios para visitantes, salas de reuniones, salas de exposiciones y conferencias, etc.

En Marruecos, gracias a una concesión por 40 años acordada con el reino del país magrebí, Sovena dispone de cerca de 1.300 ha. concentradas en el pueblo de Tamelalt, a unos 50 kilómetros de Marraquech, 1.100 en sistema intensivo y 180 en superintensivo. El riego está asegurado por un embalse público que recibe agua de los deshielos del Atlas, además de una serie de pozos de las propias fincas. Se ha construido una almazara con capacidad para unas 400 t./día y almacenaje para alrededor de 1,5 millones de litros de aceite, dotada de tecnología y materiales de ultima generación. El aceite producido en las fincas marroquíes está destinado al mercado estadounidense.

En España, Sovena cuenta con 890 ha. en Extremadura, cuyo riego proviene de la infraestructura de Orellana. Son tierras en régimen de arrendamiento durante 25 años, todas en sistema superintensivo. Además, la compañía ha adquirido una almazara en la localidad pacense de Navalvillar de Pela, que tras su modernización dispone de todo lo necesario para poder molturar aproximadamente 400 t./día y almacenar 1,5 millones de litros de aceite. Todo el aceite producido en nuestro país se destina al mercado español.

Las variedades presentes en sus olivares son la arbequina, arbosana, koroneiki, picual, cobrançosa, sikitita y galega, destinándose a la producción de aceite la más moderna maquinaria y tecnología de riego por goteo.

Filosofía de alcance global

Sovena está presente en toda la cadena de producción, desde el cultivo hasta la distribución del producto final. Una filosofía de alcance global, pero basada en el conocimiento local, en la que no se contempla la plantación de olivares con capacidad suficiente para abastecer la totalidad de sus necesidades. El concepto se define como glocal, e implica mucho más que ser global. Ser verdaderamente glocal significa combinar en un grupo de empresas su dimensión global y su presencia local.

El objetivo es establecer alianzas sólidas con sus proveedores y en los diferentes puntos del planeta donde la compañía está presente. Y no sólo en el caso del aceite, sino también en el de proveedores de materias auxiliares, I+D+i, etc. Una filosofía que incluye la búsqueda y formación de equipos locales en cada uno de sus mercados y, si se considera oportuno, el establecimiento de acuerdos con otras empresas con objeto de mejorar en términos de eficiencia operativa.

Por tanto, no se trata de pretender imponer un único producto o marca al mundo, sino de crecer adaptando el modelo a las diversas realidades particulares de cada zona o región, o lo que es lo mismo, de comprender las diferencias locales en cuanto a gustos, costumbres y actitudes y adaptarse a ellos a fin de mejorar el servicio proporcionado a dichas comunidades locales. Así, el Grupo Sovena cuenta con oficinas y fábricas en países como EEUU, Portugal, España, Túnez o Angola.

Su lema es aceite de oliva para todo el mundo y su visión, hacer llegar el aceite de oliva a cada persona en cada rincón del mundo, instaurando una dieta saludable. Para ello, la primera exigencia es la calidad, tanto del producto como en el proceso. Sovena apuesta igualmente por la eficiencia a través de equipos muy focalizado y comprometidos con el proyecto, así como con las estrechas relaciones que la compañía mantiene con sus proveedores y clientes. Una fidelidad con el cliente y con el proveedor que no significa más que garantizar un producto de calidad a un precio competitivo y en plazo al cliente. Y, por otro lado, ofrecer toda la transparencia y seriedad a los proveedores para que se adapten mejor a las necesidades concretas de la compañía, intentando siempre mantener relaciones a largo plazo y respetando las reglas que impone el libre mercado.

La política de compras del Grupo se basa en privilegiar relaciones estables y de larga duración con los proveedores

  • Oleoestepa, Hojiblanca, Interóleo Picual Jaén, Aceites de Granada Tierras Altas, JaenCoop, Olivar de Segura, Almazaras de la Subbética, entre otras cooperativas y almazaras-, siempre con la vista puesta en la calidad, ofreciendo además precios competitivos y un buen servicio. En el caso del aceite de oliva, Sovena cuenta con un programa de certificación de almazaras basado en un referencial y la realización de auditorías regulares, todo ello en aras de incrementar la calidad en beneficio del producto y del consumidor. Así, con Oleostepa S.C.A. y Mercadona se ha desarrollado un proyecto a tres bandas en el que una de las referencias es un AOVE de gran calidad proveniente de esa cooperativa, Gran Selección de Cooperativa, que se comercializa en botella de vidrio de 0,75 l.

El Grupo Sovena adquiere anualmente alrededor de 170.000 toneladas de aceite de oliva, de las cuales un 80% procede de España. En el caso de las semillas, se opta por comprar un 70-80% de las necesidades de pipa directamente a agricultores locales.

De las 170.000 t. de aceite de oliva que Sovena comercializa anualmente, el 44% es virgen extra, el 7% es virgen y el 49% restante corresponde a aceite de oliva y refinado de oliva, además de 290.000 t. de aceites de semillas y 9.000 t. de aceite de orujo.

Si bien el proyecto de plantaciones de olivares comenzó en 2006, la primera campaña de producción de aceite de oliva significativa fue la 2010/2011, en la que se produjeron 2.900 t. de aceite. En la pasada campaña (2011/2012) se alcanzaron las 6.400 t. y el objetivo es producir alrededor de 18.500 t., cifra que representa el 11% de sus necesidades actuales.

La importancia del mercado español

En 2011 el Grupo Sovena facturó 960 millones de euros, de los que el grueso corresponde a los aceites de oliva y de semillas, los principales productos comercializados por la compañía portuguesa. Su amplio catálogo se dirige a todos los segmentos del mercado y también incluye aceitunas de mesa y jabones, si bien se trata de áreas de negocio complementarias y más reducidas que representan tan sólo el 2% y el 1% de su facturación, respectivamente.

sovena-donbenito


Presente en más de 70 países, en el mercado mundial Sovena aglutina alrededor del 6% del volumen total de aceite de oliva, localizándose sus principales mercados en España, Portugal, EEUU, Brasil y Angola. En nuestro país, según los datos suministrados por Anierac (Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles), el Grupo ostenta una posición de liderazgo, con un 18,5% del total de los aceites comestibles, encabezando asimismo durante el pasado ejercicio las exportaciones de aceite de oliva con una cuota que ronda el 20%, según la información facilitada por la Asociación Española de la Industria y el Comercio Exportador del Aceite de Oliva (Asoliva). El mercado español representó para Sovena el 29% de su facturación total en 2011, concentrando el 80% de sus compras totales de aceite de oliva para todo el Grupo, que también adquiere en España anualmente una media de 100.000 toneladas de pipa de girasol.

oliveira-da-serra-1Sovena cuenta con media docena de marcas propias de aceite de oliva repartidas por todo el mundo. Así, Oliveira da Serra es la enseña líder en Portugal, mientras que en España y Brasil está presente a través de Fontoliva y Andorinha, respectivamente. Olivari y Soleada son sus dos marcas internacionales; la primera es la enseña global del Grupo y ha experimentado un crecimiento muy interesante en EEUU, mientras que Soleada pretende exportar la imagen de España por todo el mundo. Por último, GEM es la marca específica destinada al mercado estadounidense.

El objetivo no es otro que adaptar sus marcas a cada uno de los mercados en términos de perfiles organolépticos, envases y comunicación y marketing, intentando siempre mejorar el producto a través del desarrollo de conceptos innovadores como el vertedor extensible (pop up).

En cuanto al aceite de semillas, en Portugal cuenta con las marcas Fula (que lidera el mercado de aquel país), Vêgê y Frigi, a las que se añaden Fontasol en España y GEM en EEUU.

Los diferentes premios y galardones obtenidos, como las distinciones logradas en los Premios a la Calidad Mario Solinas convocados anualmente por el Consejo Oleícola Internacional (COI), acreditan la indudable calidad de sus productos. Una calidad que también es reconocida en su vertiente industrial y de procesos, mediante la obtención de diversas certificaciones de calidad (ISO, BRC, IFS, Producción Ecológica) o la certificación por ENAC del Panel de Cata de Sovena España, del que la compañía se muestra especialmente orgullosa.

HACENDADO-sovenaAdemás de sus propias marcas, el Grupo Sovena dedica una parte importante de su actividad al envasado de otras enseñas de clientes en diferentes puntos de la geografía mundial. En España, su actividad está orientada prácticamente al 100% a su condición de socio proveedor de aceite de oliva y de semillas de la compañía Mercadona a través de su marca blanca Hacendado, que se complementa con clientes provenientes de mercados externos. Una próspera relación que le permite ostentar el liderazgo en la Península Ibérica en términos de aceites envasados.

Y es que otro de los leitmotiv que caracterizan al Grupo Sovena reza que “buscamos colaboradores, no competidores”. Bajo esta premisa, su asociación con Mercadona se define como “una relación sin límite de tiempo basada en la confianza mutua y en la que se comparten proyectos, valores, necesidades y estrategias de mercado”. Una relación que se ha ido fortaleciendo con la imparable expansión de la firma valenciana, líder del sector español de la alimentación y estandarte de la familia Roig.

En España, hablar de Sovena es hablar de Mercadona. La relación con la compañía de Juan Roig se remonta a hace más de una década, en 2001, cuando Sovena iniciaba su actividad en España, por aquel entonces bajo la denominación de Agribética. “Mercadona es parte de nuestro proyecto”, afirmaba en 2010 Antonio Simôes, consejero delegado del Grupo Sovena, señalando que “para Sovena no es viable tener una marca propia de aceite en España”, si bien su fidelidad no le había impedido un año antes introducir su enseña Fontoliva en los lineales de la cadena de supermercados, como parte de su estrategia de mejora de la rentabilidad.

Para ser aceptado como expertise, la política de calidad de la cadena valenciana de distribución exige a sus proveedores la más alta eficiencia a nivel logístico y de producción, así como una constante capacidad de adaptación para mejorar y crecer de una manera sostenible y eficaz. A través de su alianza con Mercadona, Sovena ha desarrollado interesantes proyectos de I+D+i como el denominado Nueva Campaña, una cuidada selección de vírgenes extra de los primeros días de cada campaña cuya comercialización se limita al periodo de diciembre a mayo. La iniciativa, que afronta ya su sexta edición, ha obtenido la aprobación de los clientes de la cadena de supermercados, al igual que otra innovación muy apreciada por los consumidores, el vertedor extensible o pop up, presente en toda la gama de vidrio de aceites vírgenes extra de Hacendado. Todo el aceite envasado a Mercadona es de origen 100% español.

Crecimiento sostenible y responsabilidad social

Para una compañía líder como Sovena se antoja obligado permanecer alerta ante los movimientos del mercado y las posibles oportunidades de crecimiento. En este sentido, el aumento de las exportaciones en mercados emergentes y con potencial de desarrollo como China, Rusia o India, así como la apuesta por un crecimiento sostenible que genere valor para todos los stakeholders, se presenta como el reto más inmediato para la compañía presidida por Manuel Alfredo de Mello.

La estrategia pasa por el crecimiento de las marcas propias del Grupo, fundamentalmente Olivari, mediante alianzas con cadenas de distribución y adaptando los productos a las exigencia de los mercados en términos de perfiles organolépticos.

En los mercados más relevantes donde tiene presencia (Portugal, Brasil y Estados Unidos), Sovena dispone de estructuras de marketing locales encargadas de elaborar las diferentes estrategias de comunicación y marketing, incluyendo acciones above the line en televisión y otros medios, como la colaboración en Mais Você, un popular programa de la cadena Globo de Brasil conducido por la presentadora Ana Maria Braga.

Asimismo, la compañía acude con estand propio a las principales ferias internacionales del sector (PLMA, SIAL, Anuga, Prodexpo, etc.), al tiempo que su equipo técnico suele participar en todos aquellos eventos relacionados con el aceite de oliva, especialmente en lo que se refiere a la producción, tales como jornadas, cursos, catas, congresos o conferencias, por su indudable importancia como foros de encuentro e intercambio de opiniones y experiencias.

En el ámbito de la responsabilidad social -entendida desde Sovena como una obligación de toda empresa sostenible hacia la sociedad y hacia el medio ambiente-, el Grupo Sovena ha desarrollado un protocolo de actuación con la Fundacion Gota de Leche (España) y ha llevado a cabo acciones conjuntas con el Banco Alimentar Contra a Fome (Portugal).

sovena-reportaje


Por otro lado, y dentro de su firme apuesta por el respeto del medio ambiente, la compañía -pionera en esta materia con el Proyecto Carbono 0- trabaja en aras de reducir de manera constante las emisiones gaseosas e incrementar la retención del carbono. Sovena es una empresa estructuralmente sostenible que, en lugar de comprar créditos de carbono, equilibra y compensa sus emisiones con la plantación de 10 millones de olivos, al tiempo que explota sus olivares en régimen de producción integrada.