mercacei.cibeles.net

CosméticaOlivo realza el cuidado personal con la esencia del mejor AOVE

jueves 06 de febrero de 2014, 21:49h
CosméticaOlivo realza el cuidado personal con la esencia del mejor AOVE

En 2008 Ildefonso Díaz y Antonia Sevilla vislumbraron con claridad que la cosmética elaborada con aceite de oliva virgen extra ofrecía una excelente oportunidad de negocio en un mercado aún emergente. Nacía así CosméticaOlivo, una empresa de fabricación y venta de productos cosméticos elaborados con AOVE 100% natural que dispone de su propio laboratorio desde mayo de 2011. Las señas de identidad de esta empresa familiar localizada en Sabiote (Jaén) son la innovación, la investigación y la creciente importancia que concede a la exportación, así como unos estrictos controles de calidad que le permiten ofrecer un amplio cátalogo de productos destinados a aquellos clientes que saben apreciar los beneficios del virgen extra aplicado a los productos de higiene y cuidado corporal.

CosméticaOlivo nace en 2008 como empresa dedicada a la elaboración artesanal de jabones a raíz del conocimiento por parte de sus promotores del nicho de mercado existente en el sector de la cosmética basada en el aceite de oliva, y no es hasta mayo de 2011 cuando comienza a desarrollar toda la gama actual de productos. La iniciativa de embarcarse en este proyecto de fabricación y venta de productos cosméticos elaborados con aceite de oliva virgen extra 100% natural, aptos para todo tipo de pieles y cabellos, surge de la experiencia de la pareja formada por Ildefonso Díaz Molina, director comercial de la empresa, y Antonia Sevilla Medina, gerente y directora técnica, dos profesionales de largo recorrido enamorados de las sugerentes posibilidades que ofrece el AOVE.

Ildefonso Díaz contaba con una trayectoria de más de 15 años dedicado a la fabricación y venta de productos derivados del olivo, concretamente a la artesanía con madera de olivo. Cuando el negocio comenzó a declinar, su mujer, licenciada en Ciencias Ambientales, que se dedicaba desde 2003 a impartir cursos de formación ocupacional que incluían módulos de elaboración de jabones con aceite de oliva, propone la idea de crear una empresa de cosmética con el AOVE como gran protagonista. Para afrontar con garantías esta nueva aventura, ambos comenzaron ampliando sus conocimientos con varios cursos de cosmetología. Tocaba entonces dotar al proyecto de unas instalaciones adecuadas y la última tecnología en cuanto a maquinaria. La elección recayó en un terreno perteneciente a la finca familiar de Antonia ubicada en Sabiote, un municipio de la provincia de Jaén, tierra del olivo por excelencia.

En un principio, CosméticaOlivo tuvo que trabajar con laboratorios externos, hasta que en mayo de 2011 obtiene la licencia de apertura de su propio laboratorio cosmético. Y es que los trámites no resultaron fáciles. Como recuerda Antonia Sevilla, desde el momento en que se encarga el proyecto para la adecuación del local hasta que finalizan las obras y se obtiene la licencia de actividad como laboratorio cosmético por parte de las autoridades sanitarias, tuvieron que transcurrir dos largos años salpicados de obstáculos en forma de una normativa muy exigente y restrictiva.

Así por ejemplo, la zona de fabricación, denominada sala blanca, debe estar separada del resto por un espacio contiguo, denominado zona previa a sala blanca. Ambas deben cumplir con unas condiciones similares a las de un quirófano, donde tanto las paredes como el suelo sean de un material especial totalmente aséptico, antibacteriano y de fácil limpieza.

Además, las condiciones ambientales deben mantenerse totalmente libres de cualquier agente externo que pudiese contaminar el producto durante su elaboración, para lo cual se dotó a las instalaciones de un sistema de purificación que renueva constantemente el aire del interior de ambos espacios, recogiendo el aire del exterior, que pasa por unos filtros para eliminar cualquier agente contaminante y lo introduce tanto en la sala blanca como en la zona previa, al mismo tiempo que recoge el aire del interior y lo expulsa fuera.

Los procesos productivos de CosméticaOlivo están basados en la tradicional elaboración de cosmética natural con aceite de oliva virgen extra, aplicando las nuevas tecnologías y sometiéndose a un estricto control de calidad en todas las etapas, desde la entrada de materia prima hasta la puesta en el mercado del producto, pasando por las diferentes fases de producción, todo ello siguiendo un exigente sistema de trazabilidad.

La actual capacidad productiva de las instalaciones inauguradas hace apenas un año es de unas 90 toneladas mensuales, aunque por el momento sólo se utiliza el 10% de dicha capacidad. La empresa cuenta en la actualidad con cuatro trabajadores en plantilla, si bien por circunstancias de producción ha llegado a contratar de forma eventual hasta ocho personas más.

CHAMPU-3Amplia gama de productos

CosméticaOlivo comercializa una amplia gama de productos de higiene y cuidado corporal, que incluye gel, champú, crema corporal, crema de manos y uñas, crema facial -de próxima aparición-, jabones sólidos con glicerina y esencias naturales en diferentes formatos, aceite corporal, alcohol de romero y sales de baño. La diferenciación de estos productos en el mercado viene dada por su elaboración, que utiliza el aceite de oliva virgen extra como materia prima básica. Todos estos productos se venden individualmente y también en forma de lotes, cestas y estuches de regalo, una atractiva presentación que sin duda les confiere un importante valor añadido.

Para la elección de la materia prima, en CosméticaOlivo siempre se sigue un cuidado sistema de selección que pasa por realizar un completo análisis en un laboratorio independiente, exigiendo a los proveedores plenas garantías de la calidad de sus productos.

Dichos proveedores -como no podía ser de otra manera- proceden en su mayoría de esta zona oleícola por excelencia, siendo a la vez clientes para los que CosméticaOlivo fabrica y personaliza sus productos con el nombre de las empresas, todas ellas marcas de reconocido prestigio en el sector. La variedad de aceituna de la que proceden sus aceites es principalmente picual, que destaca por su gran aroma y color.

El perfil de las empresas que componen la cartera de clientes de CosméticaOlivo destaca por su heterogeneidad, ya que abarca desde el ámbito familiar, pasando por hoteles spa y balnearios, almazaras, gabinetes de estética, tiendas gourmet y delicatessen, hasta clientes asiáticos que aprecian y valoran de forma muy especial los beneficios del aceite de oliva aplicado a los productos de higiene y cuidado corporal.

Su principal canal de distribución es la venta directa a tiendas en zonas de importante afluencia turística, áreas de servicio, restaurantes, peluquerías, balnearios-spas y tiendas especializadas en la venta de productos derivados del aceite de oliva, sin olvidar la tienda on line, estrenada con ocasión de la pasada campaña de Navidad.

Además de toda la gama de productos comercializados con su marca, CosméticaOlivo dispone de una atractiva línea de productos personalizados dirigida a conocidas marcas procedentes de diversos sectores como Grupo Manzanil, Loxa, Gomeoliva, Unioliva, Balneario San Andrés, Hotel Spa Sierra de Cazorla y otras muchas almazaras que venden sus productos bajo su propia marca. Para atender todas las necesidades de sus clientes, la empresa ofrece diferentes opciones de personalización y packs promocionales a medida, como la promoción especial para almazaras actualmente en vigor, consistente en 30 packs con franja personalizada compuestos por champú, gel, body milk y una pastilla de jabón.
loter-1-1
Hasta la fecha, CosméticaOlivo sólo comercializa sus productos a nivel nacional. Sin embargo, las expectativas futuras -y presentes- pasan por los mercados internacionales, cada vez más interesados en la cosmética asociada al aceite de oliva. Así, la empresa negocia en estos momentos con diversas compañías de Sudamérica, Asia, África, Estados Unidos e Inglaterra. La actual coyuntura económica y la gran demanda del exterior, fundamentalmente de los países asiáticos, ha propiciado que la compañía focalice su atención en la internacionalización y exportación para aprovechar las oportunidades de negocio que ofrecen mercados en auge como el chino o el brasileño, al tiempo que se antojan como las mejores -¿y únicas?- vías de crecimiento.

Investigación y nuevas tecnologías

Sin duda, uno de los grandes pilares de CosméticaOlivo es el que se refiere a la investigación y desarrollo de nuevos productos que puedan completar su ya de por sí amplio cátalogo. En este sentido, la compañía trabaja de manera planificada y constante en el lanzamiento al mercado de nuevos e innovadores productos tales como las cremas faciales con filtro solar (SPF), los bálsamos labiales y una línea de productos en miniatura, la de las amenities o atenciones de hotel, muy demandada por el sector de la hostelería.

Por otra parte, la empresa no permanece ajena al imparable avance de las nuevas tecnologías y las oportunidades que ofrecen en la actualidad, por lo que ha incorporado recientemente el código QR en todos sus productos y materiales publicitarios (catálogos, folletos) y ya tiene presencia activa en redes sociales como Facebook o Twitter, herramientas de indudable utilidad que se suman a la página web y la tienda on line para reforzar la imagen de marca de la compañía.

CAJA-EXPOSITORA-JABONES1En el último año, CosméticaOlivo ha acudido a dos de las ferias más importantes del sector, la Feria del Olivo de Montoro y Futuroliva en Baeza. Precisamente en Montoro la empresa aprovechó para presentar su nueva gama de sales de baño, una novedad única en el mercado que incluye una cápsula de AOVE de la misma esencia de las sales para utilizar conjuntamente -por lo que el usuario puede disfrutar a la vez de un baño de sales y de aceite-, así como unos jabones aromáticos de los que inicialmente se realizaron unas muestras destinadas al mercado brasileño y que en breve se comercializarán en nuestro país, en los que se ha aplicado la esencia de aromas de frutas tropicales tales como el mango, la frambuesa, la vainilla, el coco o la piña al jabón de glicerina con aceite de oliva.