mercacei.cibeles.net
Las ventas de Vidrala aumentaron un 5,8% en 2019

Las ventas de Vidrala aumentaron un 5,8% en 2019

martes 03 de marzo de 2020, 13:42h

La cifra de ventas reportada por Vidrala durante el ejercicio 2019 ascendió a 1.010,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,8% respecto al año anterior, según ha informado la empresa.

El resultado operativo bruto (Ebitda) acumulado durante el ejercicio ascendió a 274,6 millones de euros, lo que supone un incremento en términos reportados del 14,7% respecto al ejercicio anterior, reflejando un crecimiento orgánico, a divisa constante, del 14,5%.

Asimismo, el beneficio del ejercicio 2019 ascendió a 143,3 millones de euros. Equivale a un beneficio por acción de 5,27 euros, lo que refleja un incremento de un 24,0% sobre el año anterior.

En cuanto a las perspectivas, Vidrala ha señalado que el consumo de productos envasados en vidrio avanza al ritmo del progreso sociodemográfico, el desarrollo de los estilos de vida modernos, la premiumización y la creciente preferencia de consumidores y envasadores hacia el vidrio frente a materiales de envasado menos sostenibles. En este contexto, se espera que la demanda en sus regiones de actividad se mantenga estable, mostrando signos de moderado crecimiento que serán consistentes con los marcos económicos regionales y los patrones de consumo descritos.

Bajo esta coyuntura, ha asegurado que las prioridades en Vidrala durante 2020 se mantendrán firmemente enfocadas hacia el servicio al cliente. "Con ese propósito en mente, invertiremos más, en el marco de un plan inversor de largo plazo cuidadosamente definido. Al mismo tiempo, la mejora continua hacia la excelencia operativa seguirá en el núcleo de nuestras acciones, al objeto de garantizar actividades de fabricación seguras, sostenibles y competitivas ante diferentes contextos de mercado y entornos competitivos", ha precisado.

Así, los primeros efectos de su "ambicioso" plan de inversión, los beneficios del reciente ajuste en su perímetro y los planes de acción en curso deberían, a su juicio, contribuir a la mejora de su competitividad y el refuerzo de sus márgenes operativos durante el año 2020. Simultáneamente, ha considerado que los mayores niveles de inversión reducirán temporalmente su generación de caja.

"En todo caso, las directrices de largo plazo se mantendrán intactas, firmemente enfocadas hacia nuestras tres prioridades: el cliente, la competitividad y la estructura de capital. La reciente desinversión de la actividad en Bélgica y el consiguiente incremento de nuestro esfuerzo inversor en un número selectivo de proyectos, corroboran la estrategia de Vidrala hacia una asignación óptima del capital inversor como impulso de la competitividad a largo plazo. Preservaremos, en todo caso, la disciplina financiera y el foco en el retorno sobre el capital invertido", ha explicado.