mercacei.cibeles.net
La DOP Montes de Toledo presenta su AOVE de nueva cosecha

La DOP Montes de Toledo presenta su AOVE de nueva cosecha

lunes 25 de noviembre de 2019, 06:00h
La Fundación de la DOP Montes de Toledo presentó el pasado viernes en la Oficina de Castilla-La Mancha en Madrid su AOVE de la nueva cosecha con el intenso frutado verde característico y propio de la variedad y una calidad "excepcional". Durante este acto, representantes de medios especializados, así como blogueros e influencers del mundo de la gastronomía, fueron los primeros en degustar un zumo de color verde esmeralda que muestra su procedencia de aceitunas cornicabra en envero de finales de octubre.

El acto, presidido por el consejero de Agricultura del Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez-Arroyo y el presidente de la DOP, Andrés Gómez Mora, comenzó con una cata comentada por parte del director de la Denominación, Enrique García Tenorio, quien destacó que el nuevo AOVE “presenta en nariz un intenso frutado verde hierba y hoja de olivo propio de la variedad, que atrae inicialmente por su gran frescura y ausencia total de defectos, para mostrar posteriormente notas vegetales a tomate y tomatera, alcachofa y rúcula, junto a otras frutales entre las que destaca la manzana y la alloza, todo ello en una intensidad única”.

Según García Tenorio, “aunque las condiciones climatológicas han provocado una disminución del volumen de producción, también han contribuido a que este año tengamos unos aceites de excepcional calidad”.

Asimismo, puso en valor “el conjunto de aromas” de este aceite, “que trae recuerdos de plantas aromáticas y flores silvestres que nos trasladan a un amanecer entre las jaras bañadas por el rocío del parque nacional de Cabañeros”.

En cuanto a la entrada en boca, el director de la DOP indicó que “es amable, pasando suavemente hasta la parte posterior de la boca, donde empieza a aparecer un elegante amargor de media intensidad que da paso a la justa sensación de picante en la garganta que nos anuncia el elevado contenido en polifenoles y antioxidantes característico de la variedad cornicabra”. García-Tenorio subrayado el ajuste entre ese picor y el valor del frutado, que da paso a una notable sensación de equilibrio.

Para García-Tenorio, “éste es, en definitiva, un aceite elegante, con un intenso frutado verde, muy equilibrado y persistente, digno representante de los grandes aceites producidos a partir de la variedad cornicabra en la zona amparada por la Denominación de Origen Montes de Toledo”.

Por su parte, el presidente de la DOP, Andrés Gómez Mora, valoró de manera especial el esfuerzo de los más de 10.000 agricultores que cuidan sus olivares en una zona de gran valor ecológico dentro de cuyos límites se encuentra el Parque Natural de Cabañeros, entre las provincias de Toledo y Ciudad Real, un trabajo diario sin el cual “no podríamos estar aquí hoy”. Además, ha destacado el permanente compromiso de este sello de calidad diferenciada con un trabajo que busca la máxima calidad en cada uno de sus procesos, desde el árbol hasta que este aceite de oliva virgen extra único, elaborado con aceitunas de la variedad cornicabra al 100%, llega a las cocinas de hogares y restaurantes.

Asimismo, resaltó el gran peso el AOVE como pilar de la Dieta Mediterránea, “por su equilibrada composición en ácidos grasos, junto a su contenido en vitaminas y antioxidantes naturales, “que hace imprescindible su uso en una alimentación equilibrada, siendo el principal ingrediente de esta dieta tan reconocida internacionalmente”. Asimismo, recuerda que su consumo ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares y arteriosclerosis al reducir los niveles de colesterol, además de ejercer efectos beneficiosos sobre el aparato digestivo, mejorar las funciones metabólicas, favorecer la mineralización de los huesos y retrasar el envejecimiento.

A su vez, el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, puso el acento en la capacidad de los aceites de la DOP Montes de Toledo para “diferenciarse de otros productos”, una realidad que surge de la variedad con la que se elaboran, la cornicabra, propia de Castilla-La Mancha, "una razón que los convierte en únicos y favorece su atractivo y competitividad en el mercado".

Martínez Arroyo valoró además la implicación de esta indicación geográfica en la divulgación de la Dieta Mediterránea, pues es la única del país que puede llevar el logo de la Fundación que impulsa esta dieta en el etiquetado de sus envases.