mercacei.cibeles.net
La NAOOA continúa su lucha contra los aranceles de EEUU al aceite de oliva español

La NAOOA continúa su lucha contra los aranceles de EEUU al aceite de oliva español

martes 08 de octubre de 2019, 11:39h

La North American Olive Oil Association (NAOOA), entidad que representa los intereses de las empresas importadoras de aceite de oliva en el mercado norteamericano, ha asegurado que continua luchando por la eliminación del aceite de oliva envasado español de la lista de productos sujetos a un arancel del 25% en represalia por las ayudas públicas recibidas por la compañía aeronáutica Airbus.

Según ha destacado la asociación, la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR) ha indicado que espera entablar negociaciones con la UE para resolver el problema de estos aranceles, lo que, a su juicio, "puede suponer una oportunidad para preservar el acceso de los consumidores estadounidenses a este alimento esencial y saludable".

"Cualquier arancel sobre el aceite de oliva, independientemente de su origen, es un impuesto a la salud de los estadounidenses", ha subrayado Joseph R. Profaci, director ejecutivo de NAOOA, quien ha considerado que “esta tarifa también perjudica injustamente a las empresas que comercializan aceites de oliva de España, el mayor productor mundial de este alimento saludable”. “Seguimos abogando firmemente por la eliminación completa del aceite de oliva español de esta lista de tarifas de represalia”, ha insistido.

La NAOOA ha recordado que el aceite de oliva cuenta con numerosos beneficios comprobados para la salud, incluida la protección contra las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Además, ha señalado que la producción nacional de aceite de oliva en Estados Unidos solo puede satisfacer a una pequeña fracción de la demanda de los consumidores, alrededor del 5%, por lo que "las importaciones europeas son una necesidad".

“España produce casi la mitad del aceite de oliva a nivel mundial, por lo que imponer aranceles a este país hará que sea mucho más difícil para los consumidores estadounidenses acceder a este alimento saludable”, ha remarcado.

En una carta enviada a la USTR el pasado 21 de agosto, un grupo de 19 miembros del Congreso instó a que no se apliquen aranceles al aceite de oliva debido al papel que ha desempeñado este producto en la mejora de la dieta de millones de estadounidenses.

"En los últimos meses, hemos trabajado duro para trasladar a los responsables de formular políticas sobre el aceite de oliva, sus beneficios para la salud y el papel fundamental que desempeña Europa para satisfacer la demanda de Estados Unidos", ha afirmado Profaci.

Unidad y firmeza del Gobierno español y las CCAA

En España, tras la reunión del Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios, celebrada ayer, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha asegurado que “todos estamos unidos en la firmeza de la negociación que debe seguir la Unión Europea con Estados Unidos para que el sector agroalimentario se quede fuera de esta disputa y no se vea afectado por las posibles sanciones comerciales, ya que no es el objeto de la discusión”.

Además, el ministro ha incidido en la importancia de estos aranceles para determinados productos, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo, en especial para el aceite de oliva, la aceituna de mesa y el vino, pero también para el porcino, cítricos, queso o conservas.

Planas ha anunciado que hoy se reunirá con representantes del sector agroalimentario y mañana miércoles viajará a Bruselas para transmitir Al comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, y a la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malström, la posición del Gobierno de España y pedirle a la Comisión Europea firmeza en la negociación, ante unas sanciones que el ministro ha calificado de “inaceptables”.

En el caso de que finalmente no prosperaran las negociaciones y fueran impuestas las sanciones comerciales, el ministro trasladará al comisario Hogan tres peticiones concretas: el almacenamiento privado del aceite de oliva, ya que se dan las circunstancias excepcionales en base al reglamento comunitario; compensaciones a los productores que resulten afectados por las graves perturbaciones del mercado que van a suponer los aranceles; y medidas de promoción, con financiación comunitaria y nacional, para buscar mercados alternativos.