mercacei.cibeles.net
¿Cuáles son las previsiones de la campaña 2019/20 en los principales países productores?

¿Cuáles son las previsiones de la campaña 2019/20 en los principales países productores?

miércoles 18 de septiembre de 2019, 12:28h

Consultores y expertos internacionales del sector del aceite de oliva abordan en este artículo las previsiones de la campaña oleícola 2019/20 en algunos de los principales países productores.

Italia

El escritor, periodista, oleólogo y director de Olio Officina, Luigi Caricato, asegura que tras la gran debacle del año pasado se produce un “suspiro de alivio”. Según Caricato, las cifras del año pasado todavía asustan al sector: hubo una producción de poco más de 175.000 toneladas de aceite de oliva, un récord histórico negativo. Esta vez, sin embargo, como ya anunciaron algunas organizaciones agrarias, se espera un aumento de alrededor del 80%. De hecho, señala que, según sus fuentes territoriales, “se alcanzarán alrededor de 300.000 toneladas de aceite o, para ser más generosos, quizás 350.000 toneladas, que dependerán del rendimiento de las aceitunas”.

Sin embargo, según ha destacado, Italia -debido a su configuración geográfica- abarca muchos microclimas diferentes, por lo que nunca registra un solo dato. “La imagen general siempre será un mosaico y lo que está sucediendo en la actualidad es que donde hubo un aumento de producción el año pasado, ahora se prevé una disminución dramática”, ha especificado.

En Garda, por ejemplo, y en otras áreas de Véneto, se prevé una producción “pobre”, debido a la caída de las aceitunas; mientras que en Puglia existen señales de recuperación en el norte, pero a causa de la Xylella fastidiosa se registrará una caída drástica en la producción en el sur de la región.

En cualquier caso, según Caricato, en el territorio nacional la calidad de los aceites está garantizada. “No ha habido ataques de la mosca del olivo hasta agosto y sólo habrá que esperar que esta situación continúe en las próximas semanas”, ha añadido.

La recolección comenzará en octubre y sólo en Sicilia, desde hace algunos años, existe la costumbre para algunos productores de recoger las aceitunas en septiembre, pero más por necesidades de comercialización que por razones agronómicas. “Lo que sigue siendo un misterio es el stock de aproximadamente 175.000 toneladas de aceite, como se puede ver en los datos de SIAN, el sistema nacional de información agrícola. Son datos racionalmente inexplicables, dada la muy baja producción del año pasado”, asegura.


Grecia

En cuanto a la campaña en Grecia, el bróker especializado en el mercado griego Luigino Mazzei ha precisado que se prevé un total de aproximadamente 270.000 toneladas de las cuales 80.000 corresponderían al Peloponeso; otras 80.000 a Creta; 40.000 a Zante, Corfù, Mytilini y Rodi; 60.000 a Grecia continental; y 10.000 a Grecia septentrional (Calcídica y Macedonia).

No obstante, Mazzei cree que el volumen total podría variar en alrededor de 20.000 toneladas de acuerdo con los rendimientos de las aceitunas y los posibles ataques de mosca del olivo en el último momento. “Hasta ahora el clima ha sido perfecto, no ha habido ataques de moscas ni de enfermedades fúngicas en ninguna parte”, ha precisado.

Asimismo, ha señalado que tras las tres últimas “pobres” campañas se estima un nivel de calidad muy alto y que los productores se verían favorecidos si se registran precipitaciones hasta finales de octubre o principios de noviembre.

En Grecia, por lo general (con algunas excepciones), la campaña comienza entre mediados y finales de noviembre y por el momento no hay signos de anticipación de la cosecha.


España

En el caso de España, según el consultor estratégico, analista oleícola internacional y profesor de la Universidad de Jaén (UJA) Juan Vilar, la climatología, que no ha resultado ser especialmente dura durante la época estival, y las lluvias acaecidas de forma reciente han contribuido a una evolución positiva de la cosecha, si bien se proviene de la mayor campaña obtenida por nuestro país en la historia, lo cual afectará de forma negativa.

Ante esta situación, en su análisis, sujeto a las circunstancias climatológicas y basado en la prudencia, Vilar ha indicado que el olivar moderno -más estable y regular en sus producciones- podría producir del orden de 850.000 toneladas; mientras que el olivar de secano y tradicional -mucho más agotado por la campaña récord y con un comportamiento más irregular- podría arrojar una producción de aceite de unas 400.000 ó 450.000 toneladas, por lo que la producción total sería de 1,3 ó 1,35 millones de toneladas.

En su opinión, España representaría el 42% del total de la campaña mundial que se espera muy similar a la anterior, pero con recuperaciones en Portugal, Túnez, Grecia e Italia.


Túnez

El agente comercial y bróker italiano Adriano Caramia prevé que la próxima cosecha en Túnez sea “muy buena”, acercándose a cifras récord de producción, que fluctuará entre 320.000 y 350.000 toneladas.

A su juicio, las lluvias abundantes y bien distribuidas, tanto territorial como temporalmente, han ayudado a las plantas a prepararse para una buena floración.

Por lo tanto, la cosecha debe ser “más que satisfactoria” en todas las áreas: región norte (60.0000-70.000 toneladas); región del Sahel (115.000-125.000 toneladas); región del centro de Kairouan-Sidi Bouzid (75.000-85.000 toneladas); región de Gafsa Occidental-Kasserine-Jandouba (50.000-60.000 toneladas); y región de Sfax (20.000-25.000 toneladas)

Además, según Caramia, el estado de las plantas y el fruto es “excelente” y no se detectan ataques de moscas u otras enfermedades.

Tampoco se esperan grandes existencias al comienzo de la nueva campaña y se calcula que la cosecha se generalizará a mediados de noviembre.


Marruecos

En cuanto a Marruecos, Noureddine Ouazzani, director de Agro-pôle Olivier, ha afirmado que las previsiones de los operadores del sector para la campaña 2019/20 apuntan a una reducción de la producción del 30% respecto a la media de los últimos cuatro años.

En la actualidad, las estimaciones oscilan entre 90.000 y 110.000 toneladas de aceite de oliva.

“Aunque las condiciones climáticas fueron favorables, la producción récord del año pasado ha limitado una producción interesante. Se trata de un año de alternancia normal”, ha indicado, al tiempo que ha detallado que el precio del aceite de oliva virgen se sitúa en la actualidad entre 2,5 y 2,70 euros/kg.


Portugal

En Portugal -ha informado Alberto Serralha, CEO de Sociedade Agrícola Ouro Vegetal, S.A. (SAOV), productor y consultor internacional de aceite de oliva-, tras una “mala cosecha”, los árboles se han recuperado generando una floración muy abundante con buen cuajado. Hasta septiembre el verano ha sido poco caluroso, principalmente en el centro y norte de Portugal, unas condiciones climatológicas que han potenciado ataques muy tempranos de la mosca del olivo, originando que gran parte de los olivares poco cuidados presenten daños severos. Estos olivares normalmente representan entre el 10 y el 20% del aceite producido en el país.

Según Serralha, de norte a sur de Portugal, tanto en riego como en secano se observa una carga muy fuerte de aceituna y el color del fruto muestra un adelanto de la cosecha a pesar de que la acumulación de aceite es más baja de lo habitual. En su opinión, existen condiciones para obtener una cosecha récord pero un otoño lluvioso puede traer problemas de antracnosis, ya que la piel de la aceituna está muy dañada por la mosca del olivo.

“Si no ocurren problemas sanitarios serios y mejora la acumulación de aceite, podríamos producir este año más de 150.000 toneladas de aceite, con la región de Alentejo superando fácilmente las 120.000 toneladas. Además, existen condiciones para que sea un año bueno de calidad, si bien hay más riesgos que en años anteriores”, ha señalado.

Respecto a los precios, se esperan cercanos a 2,8 euros/kg. para las primeras cisternas de la campaña, así como alguna bajada a medida que la oferta se incremente.