mercacei.cibeles.net
Emojis: ¿Y el AOVE pa’ cuando?

Emojis: ¿Y el AOVE pa’ cuando?

jueves 25 de julio de 2019, 11:00h
Cantaba Jennifer López en el hit del verano pasado: ¿Y el anillo pa’ cuando? Pues la misma pregunta nos hacemos nosotros con el AOVE y el mundo de los emojis.

Por si alguno de nuestros lectores sigue viviendo en la era de las cartas manuscritas y los móviles sin 4G, recordamos que los emojis son esos pictogramas que se utilizan principalmente en chats o redes sociales y que emulan estados de ánimo, comida, animales, medios de transporte, banderas, etc., etc. Y duplicamos el etc. porque existen en la actualidad, nada más y nada menos, que 2.800 emojis. Uvas, copas de vino, whisky on the rocks, champagne, hamburguesas, pizzas, hot dogs... Todo -o casi todo- tiene cabida en el mundo de los emoticonos a excepción del aceite de oliva, el olivo o la aceituna. No existe por ningún lado referencia alguna a estos símbolos de la Dieta Mediterránea.

La paella valenciana lo consiguió y hace tres años entró en este mundo gráfico, pero los alimentos españoles no consiguen el protagonismo que merecen en este ámbito, un debate que se ha vuelto a abrir en los últimos días desde que una empresa de embutidos segoviana lanzase la campaña por un emoji para el jamón ibérico.

Desde Mercacei recogemos el guante y proponemos al sector un movimiento colectivo para exigir emoticonos que nos representen.

Nos estamos quedando fuera del idioma universal de Internet, ya que, según un informe reciente, el 95% de los usuarios usa emoticonos en sus chats y redes sociales. Estamos hablando de 2.000 millones de usuarios
-según datos de Facebook- que envían al día 5.000 millones de emojis. Es tal su relevancia en la comunicación que estos caractéres ya cuentan con su propio día oficial: el 17 de julio; y hasta Hollywood se ha rendido a ellos con su propia película: Emoji Movie, que ha recaudado la friolera de 218 millones de dólares.

Hay que avisar de que en esta lucha no estamos solos, pero otros productos como el mate -la famosa infusión hecha con hojas de yerba mate originaria de las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay y el curso superior del Uruguay- ya lo han conseguido, y Facebook -y, por consiguiente, Whatsapp- lo incorporarán a lo largo de este año, al igual que otros diseños como una cebolla, un ajo... ¡y una bandeja con mantequilla! En esta lista de 230 iconos hay incluso una mofeta y unos calzoncillos... Está claro que nos tenemos que organizar y hacer lobby o el AOVE será el único producto que se quede anclado en otro siglo.

Nos guste o no, los tiempos cambian, y hoy en día los nuevos consumidores pertenecen a las nuevas generaciones (Z, Millennials, Centennials...) y debemos conocer bien el idioma en el que se comunican para poder acercarnos a ellos. No podemos seducirles con métodos del pasado o seguirán pensando que este producto está atrojado (¡y nunca mejor dicho!). Y nada más lejos de la realidad. El AOVE -y todo el mundo que lo rodea- es un producto fresco, emergente y moderno. Los productores lo conciben así y así se lo presentan al mundo a través de una calidad suprema y un packaging espectacular. Aunque un poco de ayuda en forma de emoji no nos vendrá nada mal. Así que, repitamos: ¿Y el AOVE pa’ cuando?