mercacei.cibeles.net
Detectado en una plantación de almendros de Alicante el primer caso de Xylella fastidiosa en la Península Ibérica

Detectado en una plantación de almendros de Alicante el primer caso de Xylella fastidiosa en la Península Ibérica

lunes 03 de julio de 2017, 12:21h

La Conselleria de Agricultura de la Comunidad Valenciana ha confirmado la primera detección de la Xylella fastidiosa en una plantación de almendros del municipio de Guadalest, en la comarca alicantina de la Marina Baixa, lo que supondría el primer brote de esta bacteria en la Península Ibérica, tras su detección en Baleares en 2016.

Se trata de una plantación cuyos ejemplares tienen más de 30 años de edad, según ha precisado la Conselleria, al tiempo que ha explicado que en diciembre de 2016 se tomaron muestras asintomáticas de este bancal ante el aviso de su propietario, que había observado una merma en la cosecha y que dieron resultado negativo, mientras que un segundo muestreo asintomático posterior dio resultados contradictorios.

Finalmente, el servicio de sanidad vegetal de la Conselleria realizó un muestreo el pasado 22 de junio con 17 muestras, 12 de las cuales, todas en almendro, han confirmado positivo tras el análisis realizado en el Laboratorio Nacional de Referencia, que es el del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA). Así lo confirma el boletín de resultados del jueves 29 de junio y en consecuencia se comunica al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), a la Unión Europea, a los gobiernos de las Comunidades Autónomas adyacentes y al sector la aparición del primer brote de Xylella fastidiosa en la Comunidad Valenciana.

Este Departamento ha subrayado que otras muestras de olivo recogidas en las inmediaciones de la parcela infectada han resultado negativas.

Asimismo, desde el pasado 29 de junio, la Conselleria ha subrayado que lleva a cabo tratamientos insecticidas contra los vectores (insectos que pueden transmitir la enfermedad), tanto en la parcela infectada como en los 100 metros de alrededor, con un producto fitosanitario habitual en estos casos. A su vez, han comenzado a adoptarse las medidas previstas en el plan de contingencia de la Comunidad Valenciana para el arranque y destrucción de la parcela afectada y de todo el material vegetal potencialmente hospedante de la bacteria existente 100 metros a la redonda.

La Consellería también ha puesto en marcha un intensivo sistema de prospección y análisis para determinar si existe más material infectado, en las proximidades de la parcela, así como en la misma comarca y comarcas colindantes. Por un lado, y en cumplimiento de la Decisión 789/2015, está previsto realizar una prospección intensiva por cuadrículas de 100 m. x 100 m. en toda la zona tampón, y simultáneamente también está previsto realizar una prospección por cuadrículas de 1 km. x 1 km. para intentar detectar la presencia de la bacteria tanto en el radio de 10 km como en todas las comarcas colindantes a este radio.

Además, en cumplimiento de la normativa europea, se va a proceder inmediatamente a declarar una zona demarcada de 10 km. En torno a la parcela infectada, aunque alejados de ésta, existen en la demarcación siete viveros y centros de jardinería, parte de cuyo material (olivos, almendros, adelfas, aguacates, nogales, cítricos, entre otros), según la Conselleria, ha sido inmovilizado cautelarmente el pasado 29 de junio.

También se ha abierto una investigación de trazabilidad para identificar el origen y proceso de producción y distribución de ese material en los últimos tres años.

Andalucía extremará la vigilancia

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural andaluza ha anunciado que convocará una reunión de la Mesa de Sanidad Vegetal en un breve plazo para analizar el primer caso de Xylella fastidiosa detectado en la Comunidad Autónoma de Valencia.

Según ha destacado la Consejería, Andalucía continúa actualmente libre de esta bacteria pero extremará la vigilancia del material vegetal susceptible de infectarse o portarla con el fin de garantizar el buen estado de los cultivos de la región.

En cuanto a las actuaciones para luchar contra la Xylella, el Gobierno andaluz ha vuelto a ponerse a disposición del Mapama para reforzar la coordinación de la estrategia nacional elaborada para combatirla, ya que se trata, en su opinión, de una cuestión de gran trascendencia que debe abordarse a nivel nacional. Asimismo, ha ofrecido su colaboración a la Comunidad Valenciana para luchar contra la bacteria.

La Consejería ha remarcado que Andalucía mantiene a día de hoy su estatus sanitario tras no detectarse ningún caso de Xylella fastidiosa en la Comunidad Autónoma y ha recordado que el plan de acción contra esta bacteria que se desarrolla en la región contempla acciones de prevención, vigilancia y, en caso de ser necesario, erradicación para evitar su aparición y dispersión en el territorio.

Por su parte, desde las organizaciones agrarias andaluzas, la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Jaén ha pedido a las administraciones que reaccionen con la mayor celeridad posible para que el foco de Xylella fastidiosa detectado en almendros de la Comunidad Valenciana, concretamente en Alicante, "se erradique y cerque cuanto antes".

La organización agraria confía que tanto el Ministerio como la Junta hagan uso de todos los recursos que sean necesarios para evitar que la enfermedad -de la que el olivo es planta portadora y receptora- infecte a los bosques de olivar andaluces, ya que de extenderse a Andalucía y a esta provincia “tendría consecuencias fatales”.

Asaja-Jaén también ha reclamado una reunión urgente del Consejo Andaluz del Olivar y del Aceite de Oliva y del Consejo Provincial del Olivar con el fin de que se determinen las medidas necesarias para hacer frente a esta bacteria.

En la misma línea, COAG-Andalucía ha mostrado su preocupación por la localización de la bacteria en Alicante, ya que puede producir graves daños en cultivos de gran importancia económica para esta Comunidad como el olivo.

La organización ha pedido a la Consejería de Agricultura que convoque de manera urgente una mesa de trabajo específica para llevar a cabo un exhaustivo seguimiento del caso, y coordinar la información y las posibles actuaciones para evitar la llegada de la bacteria a esta Comunidad Autónoma, ya que tendría consecuencias “nefastas”.

A su vez, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) cree que el Ministerio de Agricultura debe coordinar un plan de acción urgente contra la Xylella en el que participen las Comunidades Autónomas y las organizaciones agrarias.

La organización agraria también ha pedido que se articule un plan de ayudas directas para los agricultores que sufran arranques en sus explotaciones por la presencia de esta bacteria y ha hecho un llamamiento para que se impulsen los proyectos de investigación y se logre descubrir un tratamiento para esta enfermedad.

Evitar su introducción en Cataluña

El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de Cataluña (DARP) ha informado de que hace meses que intensificó las medidas y protocolos de actuación para evitar la introducción de la Xylella fastidiosa en esta Comunidad, que de momento está libre de esta bacteria.

Cataluña se ha puesto a disposición de la autoridades fitosanitarias valencianas para apoyar la erradicación inmediata del foco de esta plaga declarado en una plantación de almendro de la provincia de Alicante. “Es muy importante que este foco no se extienda a otras zonas y se pueda erradicar”, han señalado desde el DARP.

Y es que la detección en Valencia, a su juicio, obliga a tomar las máximas medidas preventivas para evitar su introducción en Cataluña, y, en caso de que se detectara, activar los protocolos para evitar su propagación.

El DARP ha recordado que la alerta y las medidas de vigilancia y detección de esta bacteria ya se intensificaron en Cataluña a raíz de la detección de la Xylella fastidiosa en noviembre de 2016 en las Islas Baleares. Esta vigilancia y prospección en el territorio catalán se lleva a cabo en las empresas proveedoras de material vegetal y en las plantaciones, tanto de olivo, como de almendros, cítricos, vid, y otros cultivos susceptibles, y también en planta ornamental de viveros, y parques y jardines. Además, por parte del IRTA, también se está analizando y estudiando los posibles insectos vectores en Cataluña y su biología, para conocer su comportamiento y las posibles medidas de lucha.

Murcia también refuerza los controles

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca de Murcia también va a reforzar los controles de la bacteria, tras detectarse un foco en la provincia de Alicante. Este plan de refuerzo de los controles se hará especialmente en los cultivos de almendro y olivo.

El consejero de Agricultura, Francisco Jódar, destacó que “la situación no es de un peligro inminente dado que la semana pasada se tomaron muestras de almendros en la zona de Campo de Cartagena y Yecla con resultado negativo en los análisis realizados mediante la técnica de PCR a tiempo real efectuados por el Laboratorio Agroalimentario y de Sanidad Animal”.

“Desde la Consejería vamos a poner todos los medios para que esta bacteria no llegue a los cultivos de la Región de Murcia”, remarcó.

Este Departamento avanzó que esta semana está convocada una reunión del Comité Fitosanitario Nacional para dar cuenta del que ha sido el primer foco en la península. También se convocara la Mesa autonómica de Sanidad Vegetal para informar al sector de la situación y de las medidas adicionales que se van a establecer por parte de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca.