mercacei.cibeles.net
El consumo de aceite de oliva en España ha caído 1,3 litros por persona durante los últimos cinco años

El consumo de aceite de oliva en España ha caído 1,3 litros por persona durante los últimos cinco años

viernes 25 de noviembre de 2016, 10:05h

Durante los últimos cinco años, el consumo de aceite de oliva ha caído 1,3 litros por persona y el gasto se ha incrementado en 4,3 euros per cápita, según el informe que la agencia estatal Mercasa elabora anualmente basándose en la información aportada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a través de los Paneles de Consumo Alimentario.

En el periodo 2011-2015, el consumo más elevado se produjo en el año 2011 (9,7 litros), mientras que el mayor gasto tuvo lugar en el ejercicio 2015 (28,1 euros por consumidor).

En la familia de aceite de oliva, la evolución del consumo per cápita durante el periodo 2011-2015 ha sido diferente para cada tipo de producto. Respecto a la demanda de 2011, el consumo de aceite virgen aumenta y, por el contrario, en aceite virgen extra se produce un descenso.

Durante el año 2015 los hogares españoles consumieron 372,8 millones de litros de aceite de oliva y gastaron 1.252,5 millones de euros en este producto. En términos per cápita, el consumo alcanzó 8,4 litros y el gasto ascendió a 28,1 euros.

El consumo más notable corresponde al aceite de oliva no virgen (4,8 litros por persona y año), seguido del aceite de oliva virgen (4,2 litros per cápita). En cuanto al gasto, el aceite de oliva no virgen concentra el 52,7%, con un total de 14,8 euros por persona, mientras que el aceite de oliva virgen supone el 47,3% restante con un total de 13,3 euros por persona.

Por Comunidades Autónomas, Cantabria, Galicia y País Vasco concentran los mayores consumos, mientras que la demanda más reducida se localiza en Navarra, Castilla-La Mancha y la Región de Murcia, según estos datos incluidos en el Monográfico Estadístico, publicado en Mercacei Magazine 89.

Por último, y en lo que se refiere al lugar de compra, en 2015 los hogares recurrieron mayoritariamente a los supermercados (63,3% de cuota de mercado) y a los hipermercados (24,8%) para adquirir aceite de oliva, muy por delante de los economatos y cooperativas (2%), los establecimientos especializados (1,4%), el autoconsumo (0,9%) y el resto de formas comerciales, que acapararon el 7,6% restante.

Aceituna de mesa

Durante los últimos cinco años, el consumo de aceitunas ha aumentado 300 gramos por persona y el gasto se ha incrementado en 90 céntimos de euro per cápita. En el periodo 2011-2015, el consumo más elevado se produjo en el año 2014 (2,6 kilos), mientras que el mayor gasto tuvo lugar en los ejercicios 2013 y 2014 (7,3 euros por consumidor).

En la familia de aceitunas, la evolución del consumo per cápita durante el periodo 2011-2015 ha sido similar para cada tipo de producto; al tiempo que el consumo de aceitunas sin hueso, con hueso y rellenas ha aumentado respecto a la demanda de 2011.

Durante el año 2015, los hogares españoles consumieron 113,5 millones de kilos de aceitunas y gastaron 319 millones de euros en este producto. En términos per cápita, se llegó a 2,5 kilos de consumo y 7,2 euros de gasto.

El consumo más notable se asocia a las aceitunas envasadas rellenas (1 kilo por persona y año), seguido de las aceitunas envasadas con hueso (0,5 kilos per cápita). En términos de gasto, las aceitunas envasadas rellenas concentran el 33,3% del gasto, con un total de 2,4 euros por persona, seguidas por las aceitunas envasadas con hueso, con un porcentaje del 16,7% y un total de 1,2 euros por persona al año.

Finalmente, por Comunidades Autónomas, Aragón, Cataluña y Cantabria cuentan con los mayores consumos, mientras que, por el contrario, la demanda más reducida se produce en Extremadura, Castilla-La Mancha y Galicia.

En cuanto al lugar de compra, en 2015 los hogares españoles volvieron a recurrir mayoritariamente para realizar sus adquisiciones de aceitunas a los supermercados, que aglutinaron un 62,8% de cuota de mercado. Mucho más atrás figuran los hipermercados (13,2%) y los establecimientos especializados (10,2%). El autoconsumo representa una cuota del 7,5% y los mercadillos acaparan el 1,5%, mientras que otras formas comerciales completan el 4,8% restante.